Comparte

NIGHT LUSTER
Laura Harrington

Roma es una cantante y compositora de algo más de veinte años a la que los hombres usan y de la que se aprovechan. En este monólogo, Roma está hablando con su mejor amiga, Mink, una prostituta. Roma vive del amor y la esperanza aunque es Mink, más que los hombres de su vida, la única que le entiende.(306 palabras)
   


Roma:

Creo que la gente no me ve. A veces tengo esa sensación, como si fuera invisible o algo así. Puedo estar de pie en una habitación hablando y todo, y es como si mis palabras no fueran a ninguna parte y me miro a mi misma y ¡dios!, a veces mi cuerpo tampoco va a ninguna parte.   
Es como si estuviera detrás de un espejo especial y pudiera ver a los tios y pudiera oírles, pero ellos no pudieran verme ni oirme a mí. Y empiezo a preguntarme si es que quizá soy fea o algo, como si fuera una especie alienígena de otro planeta y no hablara su lengua y tuviera un aspecto completamente extraño.
Pero yo eso no lo sé, sabes, porque en ese otro planeta tuve una madre encantadora que me dijo que yo era hermosa y que tenía una voz para morirse, porque me quería mucho, no porque fuera verdad. Y llego aquí a la Tierra y estoy tan llena de su amor y de su fe en mi, que camino pensando que soy hermosa y canto como si tuviera una voz para morirse. Y como yo estoy tan convencida y soy tan extraña y estoy tan engañada, la gente finge escucharme… porque están siendo educados o algo… o quizá porque me tienen miedo.
Y al principio no me doy cuenta porque canto con los ojos cerrados. Pero un día abro los ojos y descubro que estoy viviendo en este mundo en el que nadie me ve ni nadie me escucha.
(Pausa).
Sólo busco a ese chico que me escuche, que me vea… que se arriesgue de verdad. Quiero decir, yo les escucho. Me esfuerzo tanto en escuchar que escucho promesas cuando alguien me dice hola. Dios, si alguien alguna vez escuchara lo que tengo encerrado en mi interior… sería una estrella.

¿Te gustó?